Blog

Aceite esencial de Palo Santo

Hoy vamos a hablar sobre este aceite esencial tan sólido y tan especial.
Lo primero es que no debemos confundir este aceite esencial de palo santo con la madera que usamos directamente como incienso. Son árboles distintos.

El palo santo para quemar es el árbol de bursera graveolens, y el aceite esencial de palo santo es del árbol bulnesia sarmientoi. Tienen aromas y propiedades muy diferentes. Y seguramente este error o esta confusión nos ha ocurrido a la gran mayoría de personas que hemos comprado este aceite esencial. Hemos visto “palo santo” y nos hemos emocionado. Pues el aceite esencial de palo santo o también conocido como guayaco, no es el mismo que el de la madera que quemamos. Pero, igualmente, tiene unas propiedades muy potentes. Y me atrevería a decir que incluso mejores, porque los nativos de donde procede este árbol: Paraguay, Brasil, Argentina… lo consideran también un árbol sagrado. 

Este aceite esencial de palo santo para lo que más se utiliza, físicamente, es como descongestionante venoso y linfático, es decir, es útil para las varices y hemorroides. Puedes poner un poco de aceite vegetal, por ejemplo de almendras dulces y una o 2 gotas de palo santo y darte un masaje en las piernas para las varices. 

Es desinfectante y diurético. Funciona para mejorar la circulación de la sangre y darte un impulso natural de energía. Entonces, también es una ayuda para combatir un resfriado o la gripe. Por ejemplo, puede bajar un poco las sensaciones de náuseas, mareos y congestión. 

Para los virus e infecciones, puedes poner una o 2 gotas de aceite de palo santo en tu pecho, diluído con algún aceite vegetal o de semillas y agregarlo a tu baño. También puedes difundirlo durante 1 hora en tu dormitorio antes de acostarte para esta misma función, para virus o infecciones. O programar tu difusor y que se apague a la hora de estar ya durmiendo. 

Otro de sus beneficios es que su aroma puede ayudar a reducir el dolor, la ansiedad y el insomnio. Para esto, aplica 2 o 3 gotas de aceite esencial de palo santo mezclado con un aceite portador, como de almendras dulces por ejemplo. Puedes ponerlo en tu mano y aplicarlo en la cabeza con un masaje, el cuello o el pecho para reducir la ansiedad o favorecer el sueño y que sea más reparador. 

También se emplea en cosmética natural. Como es de la familia del incienso y la mirra, el aroma que tiene es muy reconfortante y cálido, muy suave y amaderado. Puede recordar un poco al aceite esencial de palo de rosa o palo de hô pero este es más sutil. Se usa en perfumería como nota de fondo o corazón, porque sirve de fijador de otros aromas, y esta pista puede ser útil porque puedes usarlo para que te dure más una sinergia que hayas preparado, sobre todo si vas a difundir aromas de flores blancas, que suelen durar mucho menos, y además combina muy bien con otros aceites esenciales como el ylang ylang, bergamota, incienso, mirra, rosa, lavanda, pachuli, sándalo, benjuí, vainilla,… 

Pero para lo que más me gusta usarlo sin duda es para la meditación. 
Es uno de los compañeros de la mirra cuando quiero realizar una meditación más profunda. O incluso con este aceite solo. Como ayuda a aliviar el estrés y puede eliminar un aire de negatividad, es perfecto para la meditación. 
Lo difundo antes o durante la práctica para conseguir un estado de ánimo más relajado y positivo. 

Ya viste la consistencia que tiene. Tuve que sacarle la boquilla cuentagotas que venía por defecto cuando compré el aceite esencial y le puse una pipeta para poder extraerlo. Hay quien usa una jeringuilla, pero yo prefiero este método. 

Para lograr usarlo hay que calentarlo para que quede líquido, mejor al baño maría, con cuidado de no quemarlo. Dejándolo un poco templado ya se ve cómo la textura cambia. Luego ya se puede poner en el difusor como de costumbre o mezclarlo en un aceite de semillas o vegetal para masaje.

Dependiendo de la intensidad que te guste tener, de lo grande que sea la habitación y del tamaño de tu difusor, puedes ir jugando con la cantidad de gotas. Normalmente, la media está entre 2 y 5 gotitas para el difusor. 

Si encuentras un aceite esencial de palo santo que sea completamente líquido, te han dado gato por liebre. Este aceite esencial siempre hay que deshacerlo un poco.

Otro uso que se le da, a nivel energético es para protegernos de las energías negativas. 
A nivel emocional este aceite esencial ayuda a liberar las tensiones acumuladas y también a lograr aligerar la carga energética que estemos llevando encima. 

Para trabajos energéticos y espirituales suele estar muy presente porque tiene fuertes lazos espirituales y místicos ancestrales. Los chamanes y otros líderes espirituales y de la medicina tradicional antigua lo han usado durante siglos, y se sigue usando hoy en día. De hecho, la práctica común es para despejar la negatividad que haya en un lugar. 

No hay efectos secundarios excepcionales con esta esencia, pero como con cualquier aceite esencial, puede causar irritación en la piel, como una erupción o una reacción alérgica. Prueba con una pequeña cantidad en un área pequeña de tu piel antes de aplicarlo.

Además, el uso interno de este aceite esencial en algunas personas puede provocar náuseas o vómitos, por eso es mejor prepararlo en difusión o como masaje si queremos beneficiarnos de sus propiedades. 

Para que puedan aprovechar bien todos los beneficios que tiene este aceite esencial, he preparado un documento que puedes descargar a continuación. Creo que es una información bastante completa para este aceite. 

¡Espero que le saquen mucho provecho!

 
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad