Algaida – Mallorca, España

Aceites esenciales para otoño

Aceites esenciales para otoño

Ya ha llegado el otoño, y con él, también esa sensación de cambio. A quienes nos gusta utilizar los aceites esenciales, es cuando disfrutamos haciendo nuestras mezclas o sinergias. El otoño te da una posibilidad de aromas completamente diferente. Puedes jugar con sensaciones más frescas, o más dulces y densas. Los cítricos se empoderan de esta estación y con todo ello podemos jugar y experimentar de múltiples formas.

En el tránsito del verano al otoño vivimos dos cambios de energía importantes.

Vemos como se va una energía más expansiva y dinámica, propia del calor y del Sol, donde usábamos aceites esenciales más vibrantes tal vez. Y cuando el verano ya empieza a irse, comenzamos a notar otra energía más introspectiva y estática, propia de la nueva estación.
 
El otoño en realidad nos prepara para el invierno, es un camino de transición. Y hay aceites esenciales para otoño muy útiles en este pasaje.
También es un buen momento para ser más conscientes de lo que comemos. Alimentos propios de la estación, cuidar mejor nuestro cuerpo para tener un invierno sin mayores molestias. Y como tal, los aceites esenciales que vamos a emplear para el otoño son lo que considero los básicos de la temporada.

5 aceites esenciales para otoño

Para muchas personas, el otoño es una época complicada. Nos vamos a favorecer de los aceites esenciales para levantarnos el ánimo. Es momento de dedicarse también al estudio, aprender cosas nuevas, meditar, y porqué no, explorar más la espiritualidad. Y en todo ello nos pueden ayudar las esencias.
 
Hoy te quiero traer 5 aceites esenciales para otoño que te ayudarán en diversas facetas de esta temporada.
 

He querido mostrarte aceites esenciales que no son tan complicados de conseguir y que podrás aprovechar al máximo como la lavanda, la bergamota, el ravintsara, la naranja dulce y el vetiver.

Aceite esencial de lavanda para el otoño

Comenzamos con la lavanda, como la reina de los aceites esenciales para otoño. Es el básico por excelencia y seguramente ya lo has utilizado más de una vez.
Sabrás ya que es un buen ansiolítico, anti-bacteriano, anti-viral, calmante, regenerador celular, antiinflamatorio y febrífugo (que nos ayuda con la fiebre). Pero tal vez no sabías esta cualidad de la lavanda: Tiene la virtud de re-vigorizarnos si estamos aletargados y a la vez nos calma en caso que estemos demasiado agitados.
Tiene un poder re-equilibrante.
 
En otoño, al tener menos horas de luz, hay personas que se sienten más tristes o incluso su depresión se ve empeorada. La lavanda ayuda a levantar el estado de ánimo y el espíritu, re-equilibra. Y también funciona para casos ansiosos.
 
La forma más sencilla de utilizar el aceite esencial de lavanda para estos casos es simplemente olerlo directamente de su frasco. Esto puedes hacerlo a lo largo del día y la noche. Y te recomiendo que incorpores una visualización, imaginando los campos de lavanda mientras disfrutas de su aroma.
 
También, otra forma de uso es añadiendo 1 gota en la planta de los pies antes de irte a dormir. Puedes mezclarlo con un aceite vegetal, de almendras dulces por ejemplo, y darte el masaje.
 
Otro uso espectacular es para el dolor de cabeza o también la migraña. Pon una gota de aceite esencial en tu dedo, la esparces en el dedo de la otra mano y luego date un masaje en las sienes. Intenta también inspirar y expirar profundamente mientras lo haces. Mantén cerca el bote para que puedas ir oliendo su aroma de vez en cuando, para ayudar a calmar el dolor con mayor rapidez.

Puedes comprarlo aquí https://amzn.to/2Ng6tFB

Aceite esencial de bergamota para el otoño

El siguiente aceite esencial es el de bergamota. Se usa como el ansiolítico por excelencia. Es un calmante del sistema nervioso central, antidepresivo, antiestrés, inmunoestimulante, es decir, que nos estimula las defensas de nuestro cuerpo y también febrífugo, nos ayuda con la fiebre.

Este aceite esencial es uno de los que más nos aporta optimismo, dinamismo, alegría y buen humor. Es muy útil por lo tanto, para esta época de otoño. Además, ayuda a que nuestra mente vaya abriéndose para dejar espacio a nuevas sensaciones y más positivas. Justo lo que necesitamos hacer en esta época del año. Si me sigues en instagram, habrás visto algunas de las stories donde te contaba la importancia de dejar ir, entrando el otoño. Es la época para deshacernos de lo que ya no necesitamos y crear espacio para lo nuevo y la bergamota nos aporta esta ayuda.

La bergamota también nos conecta con el presente. Muy importante para no despistarnos, y aprender a disfrutar de lo que estamos viviendo. Aprender de ello sin proyectar nuestra mente en el futuro o retroceder al pasado, sino en el aquí y el ahora. Esto que nos cuesta tanto hacer.

También favorece la comunicación y la empatía y es una gran ayuda para salir de nuestros pensamientos negativos y repetitivos. Apacigua los miedos y también la rabia.

Una manera de usarlo es durante la noche. Puedes programar tu difusor con 4 o 5 gotitas de bergamota, incluso 3 también van bien, para que se difunda el aroma en tu dormitorio. Esto te ayudará a tener una nueva perspectiva para el día siguiente. Te levantarás como con más alegría.
Te recomiendo que eches un vistazo a este vídeo donde te muestro los top 7 difusores de amazon que te puede servir de ayuda si aún no te has decidido a comprar uno.  Pero si todavía no tienes difusor, simplemente puedes poner un bol con arroz crudo y unas gotitas de aceite esencial de bergamota en tu mesita de noche. No tendrá la misma intensidad o potencia, pero sí que notarás en algo sus beneficios.

Incluso, el aceite esencial de bergamota puede mezclarse con el aceite esencial de lavanda que vimos antes. Tendríamos una sinergia, una mezcla, contra el insomnio. La mejor manera es difundirlo en el ambiente, pero también puedes aplicar la mezcla dándote el masaje en los pies que vimos, antes de ir a la cama.
Añade un poco de aceite vegetal, de almendras por ejemplo, en la palma de tu mano y pon 1 gota de aceite esencial de bergamota y 1 gota de aceite esencial de lavanda.

Como ves, te estoy dando remedios para que puedas aplicar también antes de dormir, es una manera muy sencilla y eficaz de beneficiarnos de sus propiedades. Sobre todo porque en ese ratito que dedicas a aplicarlo, estás bajando las revoluciones del día y poniendo a tu cuerpo y a tu mente en una situación más favorable para recibir todos esos dones que tienen los aceites esenciales.

Puedes comprarlo aquí https://amzn.to/2WjrcN0

Aceite esencial de ravintsara para el otoño

El siguiente en la lista es el aceite esencial de ravintsara. Ya tengo un video donde te cuento mucho más sobre este aceite esencial, que puedes ver aquí. Pero para otoño lo usaremos como uno de los remedios por excelencia contra los virus.

Es muy buen expectorante y disuelve el moco ayudando a eliminarlo. Pero, no solo pone a raya los microorganismos, sino que también pone a raya a nuestros límites personales, ayudándonos a marcarlos mejor.
Esto puede ser útil para cuando sabemos que debemos hacer algo, pero no ponemos una fecha límite para ello. Es decir: Sabes que tienes que dejar ir aquello que no te beneficia o que no te hace falta en tu vida, pero lo vas aplazando. No tienes un límite, pasan los días y sigues con la misma canción. Ravintsara te ayuda a marcarte.

Puedes aplicarlo en la parte interna de las muñecas y respirar su aroma. Si quieres ver cómo aplicarlo para resfriados o para fortalecer tu sistema inmune, te recomiendo que veas el vídeo que te mencioné anteriormente.

Puedes comprarlo aquí https://amzn.to/2BKhQ3m

Aceite esencial de naranja dulce para el otoño

El siguiente  en la categoría de aceites esenciales para otoño es el de naranja dulce.
Es muy útil si lo difundimos en el dormitorio para favorecer la relajación y el sueño, y para la desinfección del aire.

La naranja es una de las frutas estrella de esta época del año ya que madura en otoño. Tiene beneficios antiinflamatorios y antidepresivos.  El aceite esencial de naranja dulce nos ayuda a tener pensamientos agradables, dulces, armónicos y felices en nuestra mente.

En aromaterapia este aceite esencial de naranja dulce es perfecto para el estrés, la depresión o ansiedad. La recomendación es difundirlo en la estancia.

Si quieres aplicarlo en la piel, ten en cuenta que este aceite esencial es sumamente irritable con el contacto directo. Hay que diluirlo al 20% como mínimo, en un aceite vegetal como el de almendras por ejemplo. Ten en cuenta que la exposición al sol está prohibida por completo si te aplicas en la piel o por vía interna este aceite esencial. Es fototóxico, lo que quiere decir que no lo debes usar antes de exponerte al sol, ya que los rayos solares pueden dañar seriamente tu piel.
Si tienes cálculos renales debes evitar este aceite, igualmente para las personas con insuficiencia renal funcional. Por ello la mejor opción es simplemente atomizarlo o tenerlo en difusión.

Así nos beneficiamos de las propiedades de su aroma con toda esa sensación de bienestar que nos proporciona ya que ayuda a abrir el corazón y favorece una comunicación más empática. Ayuda a desarrollar la intuición y a estimular la creatividad. Nos libera de la rabia así como de sentimientos de frustración, sobre todo cuando están relacionadas con emociones estancadas de la infancia.

Puedes comprarlo aquí https://amzn.to/32Rlm84

Aceite esencial de vetiver para el otoño

Y por último el aceite esencial de vetiver. En la India y Sri Lanka se le conoce como el “aceite de la tranquilidad.”

Su aroma es una ayuda para las personas que tienen tendencia a desconectarse de lo terrenal. Enraíza. Nos ancla en el aquí y el ahora.

A pesar de que tiene unas capacidades que enfrían, es útil en esta época de otoño porque nos brinda la capacidad para reconectar con el cuerpo aportándonos un sentimiento de seguridad y estabilidad.

Es uno de los aceites esenciales que se recomienda para personas autistas y para niños o personas hiperactivas, debido a sus propiedades re-equilibrantes, armonizantes y reconfortantes.

Se emplea también como anti-estrés y para el agotamiento o fatiga. En otoño estas sensaciones suelen estar muy presentes para muchas personas debido al cambio de horario y disminución de las horas de luz.

Una sinergia para conciliar el sueño y adaptarse a los nuevos horarios es utilizar 3 gotas de lavanda y 3 de vetiver en el difusor.
Sino, también puedes aplicarlo para un baño relajante. Pero primero debes diluir estas gotas de los aceites esenciales en una cucharada de aceite vegetal de almendras, por ejemplo, y luego añadirlo al agua del baño.

El aceite esencial de vetiver ayuda a fortalecer el sistema de equilibrio y las hormonas reproductivas femeninas. También es útil en molestias menstruales, como la fatiga, hinchazón, problemas de la piel, cambios emocionales, sensibilidad en los senos y calambres. Al actuar como un sedante, el aceite de vetiver sirve como un remedio natural para los dolores del síndrome premenstrual y ayuda al cuerpo a relajarse y combatir los cambios hormonales y emocionales.

Tradicionalmente, el aceite esencial de vetiver se usa en aromaterapia para la relajación y el alivio de la tensión emocional, los ataques de pánico, trauma, ansiedad, insomnio, histeria y depresión.

Si deseas aplicar vetiver solo, sin mezclarlo con otros aceites esenciales, te recomiendo que hagas tu propio aceite de masaje calmante mezclando 3 o 5 gotas de aceite esencial de vetiver a partes iguales con aceite vegetal de jojoba. Esta combinación te deja la piel limpia e hidratada, y aporta a tu mente paz y tranquilidad.

Puedes comprarlo aquí https://amzn.to/2PpBIAH

SINERGIAS DE ACEITES ESENCIALES PARA OTOÑO

Te voy a poner ahora 4 ejemplos más de sinergias con otros aceites esenciales para otoño que pueden ayudarte en esta época.

 

Elevar el ánimo y purificar el ambiente

Una fórmula de otoño perfecta para elevar el ánimo y purificar el ambiente es la fusión de 4 gotas  de aceite esencial de clavo de especias y 4 gotas de naranja dulce colocadas en el difusor.

 

Relajar la mente durante la transición hacia el otoño

Otra sinergia interesante que ayuda a relajar la mente durante la transición de verano a otoño es la de 2 gotas de aceite esencial de jengibre, 3 de pachuli y 5 de naranja dulce. Es una sinergia de características calientes con efecto reconfortante para calmar y suavizar, aliviando los sentimientos de depresión estacional.

 

Aumentar nuestras defensas

Para fortalecer el sistema inmunológico en esta época del año puedes usar la bergamota fusionada con el ciprés: 2 o 3 gotas de cada aceite esencial en el difusor. Especialmente esta mezcla está recomendada para niños por el atractivo aroma que tiene.

 

Clarificar la mente

Para ayudarnos a clarificar la mente en esta época de otoño podemos utilizar 2 gotas de lavanda, 1 de pimienta negra y 1 de sándalo de Indias. Es una sinergia dulce, relajante, apaciguadora y energética. Es útil para a limpiar la mente de distracciones y preocupaciones, y ayuda a enfocarse en el ahora, en el momento presente.

A tener en cuenta con los aceites esenciales

Como siempre me gusta decir, antes de aplicar los aceites esenciales, lee bien las etiquetas e instrucciones del fabricante.
 
Elige los aceites esenciales naturales y biológicos, que no contengan sustancias sintéticas añadidas. Es mejor siempre emplear aceites esenciales puros de calidad, aunque los vayas a utilizar únicamente en difusión ya que las moléculas que quedan dispersas en el ambiente cuanto más naturales mejor resultado tendrán. Algo sintético no tiene el mismo valor cuando entra en contacto con nuestro cuerpo, ya sea por vía aérea olfativa o por contacto por la piel.
 
Si estás embarazada debes consultar con tu médico antes de utilizar los aceites esenciales.
 
Además, toda la información facilitada tiene un carácter meramente informativo, y no puede ser considerada como una información médica, ni comprometer nuestra responsabilidad legal. No olvides consultar a tu médico o profesional de la salud formado en aromaterapia si requieres de un tratamiento terapéutico específico y que sea adecuado para tu caso en concreto.