Algaida – Mallorca, España

Cómo definir metas personales

Cómo definir metas personales
En la vida, constantemente estamos experimentando cambios y con frecuencia nos proponemos pequeños (o grandes) objetivos que nos gustaría cumplir. Para llevarlos a cabo es importante saber cómo definir metas personales para  tener éxito. Te propongo una parte práctica para que puedas llevar tus metas personales a buen término.

Qué es una meta

Primero que nada, aclaremos qué es exactamente una meta. Puede ser no solamente un objetivo, sino también un sueño o una fecha tope o límite.
 
Las que pueden resultar más interesantes son las que tienen total concordancia con nuestros deseos o habilidades/capacidades. Lo ideal es centrarnos en lo que nos gusta y en aquello en lo que destacamos. Debemos intentar dejar de lado los obstáculos como el dinero, obligaciones o pensamientos limitantes. Aunque  esto parezca imposible de conseguir, sí que se puede.
 
Un deseo no escrito seguirá siendo un sueño. Hay que escribirlo para convertirlo en un objetivo.
Es muy importante materializar ese deseo para que logre cumplirse. Por ello es fundamental escribir nuestros objetivos.
Siempre recomiendo tener una libreta específica, únicamente para estas tareas. Definir la meta y llevar al papel también el plan de acción.
 
Las metas que suponen un reto y que nos obligan a salir de la ya famosa “zona de confort” son las más productivas para nuestro desarrollo. Encontrarnos con objetivos difíciles nos genera una mayor concentración, a pesar de que esto parezca contrario a lo que podamos pensar. Es una motivación en sí misma, eso sí, los objetivos deben ser realistas. Si no se encuentran al alcance de nuestras habilidades o capacidades, no podrán ser llevados a cabo y es cuando puede llegar el sentimiento de frustración y otros pensamientos tóxicos como “yo no valgo para esto”, “nunca voy a conseguirlo” etc.
 
Las metas que definas en este momento de tu vida, deben ser posibles. Sino sentirás frustración, lo que puede apartarte de tus objetivos.

Define metas  y submetas muy concretas

Recuerda que cuanto más específicos sean estos objetivos,  mucho más sencillo será para tu cerebro lograr desarrollar una buena estrategia para conseguirlas.

Es muy importante subdividir las metas en submetas. En tu plan sobre cómo definir metas personales no deben faltar estas pequeñas metas dentro de una mayor, para así ir alcanzando el objetivo final.

Además, cada vez que consigas una submeta, sentirás una sensación muy agradable de éxito y ello hará que continúes con total motivación y a que mantengas la acción.

Las submetas pueden representar pequeñas piedras en el camino que guían en la dirección correcta. Importante que estas tengan una fecha límite y que sean medibles para conocer de forma más exacta lo que has ido consiguiendo.

Comparte tus metas

Este es un punto que generalmente nos saltamos o pasamos por alto. Parece que un objetivo se convierte en algo privado o intrínseco y que estamos solos en el camino, pero esto no es así. Es muy complicado conseguir algo sin la ayuda de otras personas.

Comparte tus metas con otros, establece relaciones con aquellos quienes pueden apoyarte y la tarea se convierte en algo más sencillo y ameno. Además, es una gran forma de estrechar vínculos personales.

Parte práctica

Anotaremos submetas en nuestra libreta de objetivos. Serán submetas para 3 meses, 6 meses y un año, en cada una de las áreas importantes de tu vida.

Debes apuntar qué es lo que deseas conseguir en general.

Un ejemplo podría ser “Quiero ser una persona más sana”. También debes anotar porqué quieres conseguir esto, cuándo lo quieres y cómo harás para conseguirlo.

Las submetas para este ejemplo podrían ser: No usar el ascensor y subir por las escaleras, ir andando al trabajo, llevar una dieta equilibrada, reducir el consumo de alcohol, etc. Debes escribir lo que consideres que puede ayudarte a conseguir la gran meta.

Puedes dividir las secciones de tu vida por áreas importantes. He dejado un ejemplo que podrás ver en diferentes pestañas: Salud, Finanzas, Amor, Familia, Social… pero puedes añadir en tu libreta otros aspectos importantes como Espiritual, Desarrollo personal, Aporte a la sociedad, Hogar, etc.

Añade todas las áreas que consideres importantes en tu vida.

 

Tabla para tus metas
Tabla para tus metas
Tabla para tus metas
Tabla para tus metas
Tabla para tus metas

Un ejemplo en el área de la salud, sería:

MI VISIÓN: Voy a sentirme saludable, fuerte y con energía.

PORQUÉ: Quiero sentirme en salud porque me enfermo con facilidad últimamente, me siento débil y con mucho cansancio. Necesito estar saludable para tener una vida más feliz y no limitante.

CUÁNDO: Cada día. Haré acciones para lograr mis metas lo antes posible.

CÓMO (MIS ROLES, QUÉ HARÉ): Eliminaré de mi día a día los hábitos que son poco saludables, aquellos que me perjudican en mi bienestar y los reemplazaré por otros más saludables.

MIS RECURSOS: Tengo una bicicleta, puedo utilizarla más veces; Puedo sacar tiempo para cocinar platos saludables; Me gusta leer, puedo informarme sobre artículos/libros/revistas sobre salud y bienestar; Me gusta dormir, puedo ir antes a la cama; Soy fan de experimentar y aprender cosas nuevas, puedo apuntarme a clases de alguna actividad física que me motive.

METAS PARA 3 MESES:

Subir siempre por las escaleras en lugar de tomar el ascensor;
Terminarme un libro sobre salud y bienestar;
Ir caminando al trabajo en lugar de ir en coche;
Usar la bicicleta para pasear con mi mejor amiga (animarla a utilizar la suya);
Apagar la televisión cuando estoy comiendo;

METAS PARA 6 MESES:

Cambiar la bebida alcohólica por infusiones o similar;
Apuntarme a clases de Yoga Flow y asistir 2 veces por semana.
Ir a dormir a las 22:30 hrs;
Iniciar un plan para empezar a correr.

METAS PARA 1 AÑO:

Correr 5 kilómetros;
Ganar flexibilidad;
Perder los kilos que me sobran;
Dormir 8 horas diarias;
No tomar más alcohol;
Llevar una dieta 100% saludable;

Los anteriores son solo ejemplos que puedes tomar como inspiración para elaborar tus propósitos. En el campo “CUÁNDO” puedes marcarte unas fechas en el calendario, o realizar la actividad o la submeta 2 o 3 veces en semana, por ejemplo los lunes, miércoles y jueves haré (o no haré) X cosa.
 
Recuerda ser realista. Atiende bien a cuáles son tus recursos, tus puntos fuertes para lograr el objetivo. A veces los recursos no son algo material como el dinero, sino una actitud o una habilidad de la que dispones.
 
Ten a mano tu libreta y revisa con frecuencia las tablas que has elaborado. Esto te ayudará a mantener el foco y sobretodo la motivación.
 
¡Ve a por tus metas! No te rindas. Lograr los objetivos toma tiempo y también determinación,  además de trabajo y energía. Pero cuando alcanzas tus metas, sientes profundamente que todo esfuerzo merece la pena.
 
Visualizar, definir y planificar es clave para el éxito.

Aceites esenciales que puedes utilizar

Para saber cómo definir metas personales, a veces, necesitamos estar en una situación mental que favorezca esta apertura a nuevos cambios. Estar en nuestro centro sin perder el foco.

Lograr este estado puede parecer complicado para algunas personas, y puede resultar complejo entender por dónde empezar o cómo hacer para mantener la calma y atención. Con la actividad propuesta anteriormente, ya tienes una buena herramienta para iniciar la definición de tus metas y volverlas reales. Pero, si además, mientras estamos en pleno planteamiento de metas, utilizamos los aceites esenciales, podemos valernos de una gran ayuda para ganar esta concentración en la tarea tan importante que estamos realizando.

No te pierdas el siguiente artículo para conocer los aceites esenciales que ayudan a conseguir tus objetivos.