Algaida – Mallorca, España

Practicar afirmaciones positivas

Practicar afirmaciones positivas

Tal vez nunca te habías parado a pensar cómo pueden influir en nuestro estado emocional, físico y mental, todas esas palabras, sentimientos o pensamientos negativos.

Hablar mal de otras personas o incluso de nosotros o nosotras mismas es una acción que únicamente nos brinda sufrimiento.

Muchas personas viven inmersas en una nube de malos pensamientos, de afirmaciones que les hacen estar cada día en una vibración más densa, más baja. Y, posiblemente, ello sea ya un mal hábito que ni siquiera saben que tienen.

Es muy fácil caer en la tentación de hacer un comentario negativo sobre el jefe, algún conocido, una situación en concreto o sobre nuestra propia persona.

Al hablar mal de otros, esto nos recae de alguna manera. Nos llega de vuelta, mediante nuestros propios pensamientos o acciones. De hecho, puedes probar por ti mismo/a cómo te sientes tras entrar en el juego de hablar mal de otros, o incluso de tu propia persona. Párate un momento y escúchate, siente cómo está tu cuerpo en ese instante, qué sensaciones tienes. Cómo te encuentras física y emocionalmente tras comentarios o pensamientos negativos. Y entenderás que solo te aportan ira, que ha sido generada por el miedo.

Por un miedo que si, indagas a fondo, dentro de tu pensar, verás claramente a qué estás temiendo. Es posible que temas tus carencias y por ello hagas malos comentarios que no te benefician, que no te aportan bienestar. Es posible que temas no ser suficiente, o todo lo contrario, que pienses que eres mejor que otras personas.

Ellos, ellas, son como tú. Cada uno en un punto diferente del aprendizaje de la vida, pero son personas igual que tú. Con sus júbilos y sus dolores. Sus angustias y alegrías. Reconocer esta belleza en los demás es signo de una gran abundancia. Dejas de estar en pobreza emocional cuando ves con los ojos y el corazón abierto a otras personas.

PRACTICA AFIRMACIONES POSITIVAS

Si comienzas a condicionar a tu mente, ayudando a convertir las afirmaciones negativas en otras positivas, el estado mental, emocional y del cuerpo físico varía notablemente.

Verifícalo.

Te propongo que pongas a prueba este acto durante 24 horas: Evita realizar comentarios o pensamientos negativos sobre ti o sobre otras personas o situaciones, durante 1 día entero.

Si te descubres haciéndolo, corrige el pensamiento o tu conversación, hazlo de una forma amorosa. Si estás hablando con otras personas y alguien comienza a hacerte un comentario negativo sobre alguien, con mucha amabilidad y compasión indícale que prefieres no hablar de ello, sobre todo si la persona a la que se está infiriendo no está presente para dar su punto de vista o rebatirse.

Dependiendo de con quién estés hablando, puedes hacerle entender que esos diálogos negativos no benefician a nuestra salud mental, emocional y física. Que nos aportan pobreza y no nos dejan ver la abundancia en otros seres y en uno mismo. Nos hacen colocarnos en un estado no muy bueno y con una densa energía. Y también estamos enfocando algo poco positivo sobre una persona en concreto.

Tendremos una vida más calmada si logramos positivizarnos en acciones y pensamientos.

Para muchas personas resultará más difícil que para otras, llegar a estar 24 horas teniendo afirmaciones positivas únicamente. Y algunas otras personas descubrirán que sus pensamientos no son tan positivos como se imaginaban, o todo lo contrario, que son menos negativos de lo que creían.

Es un gran ejercicio de autoconomiento y reflexión. Pero sobre todas las cosas, es un ejercicio perfecto para la gestión de las emociones, pensamientos y situaciones negativas.

PRACTICA LAS AFIRMACIONES POSITIVAS

 

Para cuando te sientes mal contigo mismo/a

 
Tómate unos minutos para desconectar del mundo exterior. Apaga tu móvil o ponlo en silencio. Crea una atmósfera que te resulte agradable en una habitación o en la estancia donde estés, y entonces realízate las siguientes preguntas:
(Puedes escribirlas en tu libreta)
 
  1. ¿Me estoy juzgando por alguna situación?
  2. ¿Qué cosas malas me digo a mi mismo/a?
  3. ¿Me siento deprimido/a?
Recuerda que es mejor concentrarnos en ayudar a otras personas en lugar de dedicarnos a juzgarlas. Todo el que daña es porque sufre en el fondo. No te castigues por actos que has realizado y no están bien. Trabaja en la aceptación, abrázalos y reconócelos. Pide perdón por ellos, pídete perdón a ti también y continúa avanzando. Si te sientes deprimido, llama a tu mejor amigo y comparte tu aflicción. No te encierres en tu pesar, las penas compartidas son más ligeras y podrías recibir un punto de vista o un consejo inesperado que hagan cambiar tu posición mental.
 

PARA CUANDO SIENTES MUCHO CANSANCIO

 
  • Si tienes cansancio mental, sal al exterior, a dar un paseo. Estira tus piernas, tu cuerpo al completo y comienza a caminar. No necesitas tener una dirección determinada, simplemente, avanza y camina.
  • Bebe un poco de agua mineral.
  • Duerme una siesta de 20 minutos para recargar tu energía.
  • Alimenta tu cuerpo con una merienda que sea saludable. Recuerda que en el Ayurveda se recomiendan unos tipos de alimentos para calmar nuestros doshas. Lo veremos en otra publicación.
Y nunca dejes de recordar que eres un ser completo e increíble. Tu cuerpo es capaz de realizar innumerables acciones a diario para que tú estés bien. No lo maltrates y mímalo cuando está cansado.
 

 PARA CUANDO SIENTES ANGUSTIA O ABRUMACIÓN

 
Hazte estas preguntas
  • ¿Qué es aquello que, si lo acabase ahora, haría que el día fuese un éxito?
    Divide esta tarea en partes si es necesario y ponte a finalizarlo.
  • ¿Qué es lo que estoy haciendo ahora? ¿Es esto de verdad en lo que debería enfocarme en este momento?
Haz unas respiraciones profundas, toma consciencia de estas cuestiones con sus respuestas y recuérdate que todo estará bien porque así lo deseas y trabajarás en ello.

ACEITES ESENCIALES que te ayudarán en la práctica

 
Puedes difundir en tu hogar o en tu habitación aceite esencial de pomelo, limón, naranja, bergamota o mandarina. El que te resulte más agradable en ese momento.
Los cítricos tienen un aroma que te ayudan a adquirir un estado de alegría y positivismo. Te recomiendo que los utilices mientras estás haciendo tus reflexiones, vistas anteriormente. Lograrás sacar tu creatividad y mayor alegría.
 
Si no tienes difusor, puedes poner arroz crudo en un pequeño cuenco y añadir unas 5 o 10 gotas de tu aceite esencial.

Sigue a Escuela Natur en las redes sociales