Blog

Receta ayurvédica de gachas de arroz

Para estas gachas de arroz vamos a utilizar arroz basmati. Es una receta ayurvédica muy sencilla que puedes utilizar en tus depuraciones, preferentemente si eres Vata o Pitta. 

¿Por qué usamos arroz basmati y no otro?

El arroz basmati es un grano sabroso y aromático que durante mucho tiempo ha sido un elemento básico en la cocina ayurvédica. Es fácilmente digerible solo o cuando se usa para preparar el famoso kitchari.
Con esta receta puedes hacer que el arroz sea aún más suave y fácil de digerir para ayudar al agni (fuego digestivo) transformándolo en una papilla o gachas de arroz, más blanda y nutritiva.

Inspirado en el tradicional congee de comida india, o kanji, este plato de arroz caldoso es suave, cremoso, fácil de preparar y suave para la digestión. 

Al igual que el kitchari, el congee es popular en la cocina ayurvédica y en muchas culturas, y esta versión en particular es especialmente atractiva y rápida en cualquier momento que quieras darle un descanso a tu agni, especialmente durante una limpieza ayurvédica.

Equilibra a Pitta y Vata, pero puede aumentar ligeramente a Kapha si se come en grandes cantidades porque absorbe grandes cantidades de agua. Si tienes Kapha alto en tu constitución ayurvédica, o está desequilibrado, puedes intentar sustituir el arroz por un cereal o pseudo-cereal más ligero y más compatible con Kapha, como la quinoa. 

Si no conoces tu constitución ayurvédica, puedes hacer una consultoría ayurvédica conmigo para una correcta evaluación tanto de tu constitución como de tu estado actual de desequilibrio. Cuando la hagas, recibirás un conjunto de recomendaciones personalizadas diseñadas para ayudarte en tu viaje hacia una salud óptima. Sino, también puedes optar por el test gratuito simple.

Esta receta requiere semillas de comino, pero puedes usar cualquiera de tus especias digestivas favoritas, como jengibre, canela o cilantro. Para una papilla más dulce, por ejemplo, prueba añadiendo canela en lugar de sal y comino, y cúbrelo con una pizca de miel (pero hazlo después de retirar el arroz del fuego y antes de servir. Ayurveda no recomienda cocinar la miel).

Recuerda que tu comida absorberá la energía de tu mentalidad y estado de ánimo mientras cocinas. Hazlo conscientemente para que puedas ayudarte así en tu proceso de curación al traer buenas intenciones y un sentido de presencia a tu cocina.

Ingredientes:

  • 1 taza de arroz basmati blanco
  • ½ cucharada de ghee o aceite de coco
  • 1 pizca de semillas de comino
  • ¼ de cucharadita de sal
  • 3–4 tazas de agua caliente

Instrucciones:

Primeramente, lava bien el arroz. Calienta el ghee o el aceite a fuego medio y saltea las semillas de comino (u otras especias de tu preferencia) unos instantes hasta que empiece a salir el aroma.

Agrega el arroz y mezcla bien, luego añade agua. Puedes poner 3 tazas de agua si prefieres una papilla más espesa, o 4 tazas si prefieres una consistencia más de sopa.

Baja el fuego a muy bajo, cubre y cocina a fuego lento. Para un arroz más viscoso, como tipo risotto, deja la tapa entreabierta y revuelve con frecuencia. Al hacer esto, se agitan los almidones en el arroz, lo que ayuda a que se descomponga y se vuelva viscoso. Es posible que necesites agregar un poco más de agua si cocinas sin la tapa.

Cocina durante unos 20 minutos, hasta que el arroz esté tierno. Si lo deseas, añade un poco más de agua y cocina a fuego lento durante unos 2 a 3 minutos más. Luego añade la sal, revuelve y listo ¡disfrútalo!

Puedes añadirle por encima un poco de cilantro fresco u otras especias de fácil digestión como las mencionadas anteriormente.

Escuela Natur
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad